¿Cuál es la iluminación adecuada para estudiar?

Esta semana en GSC tenemos preparado un post muy especial, pues no hay otra cosa que nos preocupe más a las personas, que nuestro futuro. Para lograr un futuro mejor, la gente se suele preparar a conciencia pasando horas y horas en la biblioteca, el salón, el dormitorio, u otro espacio favorito de estudio.

La iluminación artificial es un tipo de luz eléctrica que se hace para uso en interiores. Pero, ¿por qué es importante una iluminación adecuada para estudiar? En este artículo os vamos a dejar un par de consejos sobre qué tipo de iluminación conviene emplear a la hora de estudiar. 

1. Elementos principales a considerar sobre el concepto de la luz en el estudio: 

La necesidad de iluminación no es un concepto nuevo, pero es una idea que no ha sido bien promovida o comprendida en el pasado. A menudo se dice que una buena iluminación puede ayudar a alguien a concentrarse mejor. Sin embargo, la mejor iluminación para la concentración depende de la persona e incluso de su entorno.

Lo primero es porque necesitamos proporcionar a los estudiantes las herramientas para tener éxito en el aula. Los estudiantes deben ser capaces de ver lo que están leyendo. La iluminación es crucial para un buen desempeño en el aula. Cuando se trata de estudiar y producir un gran trabajo, el tipo de iluminación adecuado es crucial. 

Los estudiantes pueden usar esto como una excusa para postergar el estudio, pero no deberían hacerlo. La iluminación adecuada puede ayudarlos a concentrarse mejor y mantenerse más alerta, lo que en última instancia les llevará a tener más éxito en sus estudios.

2. Configuración del espacio: 

Al buscar una configuración de iluminación para estudiar, hay muchos factores a considerar:

1.      Tamaño de la mesa

2.      Configuración de escritorio

3.      Luz disponible

4.      Necesidades de iluminación

5.      Control de iluminación

El tamaño de la mesa es importante porque determina el tamaño de la configuración del escritorio. El tamaño de la configuración del escritorio determina cuánto espacio está disponible para un escritorio de estudio. La cantidad de espacio disponible para un escritorio de estudio determina cuántos muebles se pueden colocar en él. La cantidad de muebles que se pueden colocar determina cuánto espacio queda para otras actividades.

Aspectos como la luz ambiental, el deslumbramiento y el tipo de tareas que se realizan pueden tener un gran impacto en la mejor opción.

3. La importancia de la luz en la salud:

La calidad de la luz puede tener un gran impacto en la forma en que estudias. Puede afectar a tu estado de ánimo, productividad y bienestar general. La calidad de la luz puede tener un gran impacto en tu capacidad para estudiar. No solo afecta tu estado de ánimo, productividad y bienestar general, sino que también afecta a tu ritmo circadiano.

El ritmo circadiano es el proceso natural del cuerpo de estar despierto durante el día y dormido por la noche. Cuando recibe suficiente luz durante el día, esto ayudará a mantener tu ritmo circadiano en el buen camino para que pueda trabajar.

ritmo circadiano

4. El ruido, otro factor importante a la hora de estudiar: 

En un experimento reciente, los investigadores descubrieron que el nivel de ruido en el entorno que rodea a un individuo puede tener un efecto significativo en su capacidad de concentración. En este experimento, a los sujetos se les mostraron imágenes de una variedad de objetos mientras estaban sujetos a diferentes niveles de ruido de fondo.

Luego se les pidió que identificaran el objeto en la imagen con diversos grados de éxito. Los sujetos que se encontraban en un entorno con un ruido de fondo de bajo nivel pudieron identificar el objeto con una precisión promedio del 85 %.

estrés ruido

5. Pero, ¿cuál es la iluminación adecuada para estudiar? 

Estés donde estés, la sala de estudio debe estar bien iluminada. Un estudiante debe poder ver el material y leerlo claramente, sin forzar la vista. Para ello hay dos opciones artificiales básicas con las que iluminar:

1.    Lámparas: Son bastante tenues y la gente no tiene la costumbre de ir colocando lámparas en los rincones de la habitación, por lo que su posición debe ser muy precisa y calculada, especialmente cuando la potencia no es lo suficiente elevada.

2.    Luces fluorescentes: Son demasiado brillantes y hacen que la habitación se sienta cargada e incómoda. Es mejor emplearlas para decorar y para momentos de relax. 

Desde GSC queremos mostrarte unos productos de iluminación idóneos para estudiar:

-  Downlight superficie Venice 24W 6000K: Reduce el mantenimiento y el consumo (hasta un 80% de ahorro energético), no parpadea, protege el medio ambiente y no contiene mercurio. Con ella tendrás luz completa inmediata con una potencia de 24W en un tamaño estándar. 

-     Lámpara colgante Serie Kaseli E27: Si te gusta tener una lámpara de diseño curvo, esta opción de 40W funciona bien. Su modelo metálico en blanco otorga de elegancia a cualquier estancia. Muestra de ello es el gran número de ventas de este producto.

-  Panel superficie LED Borma 40W 4200K: Los paneles LED de superficie Borma reemplazan a los paneles tradicionales. Su instalación en superficie evita tener que hacer agujeros en el techo.

-        Plafón techo Filigrana 30W de 3000K a 6500K regulable: Si lo que buscas es un plafón regulable en intensidad y temperatura de color, aquí tienes una opción muy buena por el ajuste de calidez y frialdad en la exposición de la luz. Además, permite un ahorro de un 80% de energía. 

Conforme se ha podido observar, la iluminación adecuada para estudiar es un factor crucial para el éxito de los estudiantes, aunque no resulta ser el único elemento importante para mantener nuestra capacidad de concentración al máximo. Desde GSC esperamos poder seguir brindándote soluciones para hacer de tu vida algo más fácil. 

Identificarse dejar un comentario